miércoles, 19 de abril de 2017

El silencio no es ausencia de ruido





El ruido que escuchas es proporcional al silencio que, en apariencia, dejas de oir.
El silencio que ganas en tu mente podría ser proporcional al ruido que dejas que le gane a la paz de tu mente.
Una mente en paz no es una mente sin ruido, sino una mente que  hace del silencio su estado natural.
El silencio no es ausencia de ruidos.
El ruido es ausencia de silencio.
Este instante es silencio.
El ruido es ausencia de instante. Es un instante vacío de silencio.
El buda Amida suprimió el ruido por luz. La Luz Infinita está en tu Ser de Luz (Ser Superior).
La Luz abarca el silencio. Porque el silencio no es nada fuera de la Luz.
Si buscas el silencio en tu interior hallarás nada. Porque nada hay en la Luz superior al silencio que se disuelve en este instante, que es eterno.

---

Hoy al llegar a Cádiz encontré un inesperado Levante.
El Levante molesta a los gaditanos y a los viajeros del Norte que buscan el sol. (Es igual que en la Patagonia).
El viento que llega desde África impide los baños en el Atlántico. Pero empuja a los locales a refugiarse en el amparo interior. Todo en el sur andaluz se torna silencioso. El Levante no debería verse como un zonda inoportuno, sino más bien como una pertinente ocasión para mirar hacia adentro, donde ningún viento interferiría comprender que el estruendoso soplido de las ráfagas se disuelven nada más llegar al umbral de tu silencio.

Saludos desde la luminosa Cádiz, la Patagonia española, Alfredo.

sábado, 1 de abril de 2017

Si regateas luz, tendrás sombra







Recordar lo que el olvido oculta es volver a alumbrar lo que siempre permanece en la luz.

La sanación es como una linterna. La linterna abre paso a la luz en la oscuridad.
Pero si inviertes el cuadro, la luz es todo, la oscuridad casi nada.

El término alambicado es un adjetivo que refiere a lo que es dado con escasez y muy poco a poco. Entonces, para qué economizar desde la escasez cuando puedes ser abundante desde tu propia naturaleza.

Tu condición natural es la abundancia, pero si te observas escaso tal cosa se te devolverá en tu cotidianeidad. Ley de atracción pura.

Vivir tu presente en Reiki es sintonizar tu microcosmos con el macrocosmos, es decir abundancia plena.

 La Gran Luz no regatea.

 Si regateas luz, tendrás sombra.  

--

Crédito de la ilustración: Mujer con una tasa de sake (Kitagawa Utamaro - 1803)


domingo, 19 de marzo de 2017

¿Con Reiki, podés ser como Messi?






Gendai Reiki Ho, entre otras cosas, hace simple tu vida, las relaciones en tu entorno, lleva luz a tus asuntos inmediatos: tu familia, la forma en que prepararas la comida, cuando salís de viaje, cuando empezás el día en el aula o la oficina, o cuando tu mascota te saluda a la mañana.

Cada vez que comenzás tu jornada el universo te saluda y, nada más, hace falta que abras tus manos para que te entregue la llave. La llave es tuya: te permite abrir el día con luz para hacer exitosa tu jornada. Es la llave de la armonía, del amor, de la sanación.


Pero, ojo, el éxito no es sentirte sólo como Messi cada vez que hace un gol tras una gambeta. (O sí, a veces). Reiki te permitiría gambetear a tu ego, a la ansiedad. Pero si tenés la fortuna de hacer un gol siempre tenés que volver al presente. Este momento, este preciso instante cuando lees ésto es tu eternidad. Reiki vibra con vos, justo, en este preciso instante.

El maestro Doi te dice que Reiki no es nada difícil, nada misterioso, nada raro. Y sabés, tiene razón. Porque todos los instantes de tu día son propicios para encontrarte. Para reencontrarte. Comprender que no sos especial. No sos raro. No sos difícil. Si vibrás con Reiki hallarás todas las fórmulas del éxito porque todos los acontecimientos de tu vida acontecerán en el momento necesario. Y para eso no hace falta hacer tres goles por partido.

 Hacé clik en la opción “recordar”. Cuando aprietes el botón del mouse de tu ordenador  interno aparecerán dos opciones: ser feliz aquí y ahora, pase lo que pase. O sigo igual que siempre, vibrando,  sin ser consciente que la solución está en mi propio interior.

Vos decidís, eso es libertad.

Saludos, Alfredo.

lunes, 6 de marzo de 2017

Más papistas que el Papa





“En la  imposición de manos, a través de resonar con Reiki , estamos transmitiendo energía pura como canal de Reiki. Si estamos preocupados o enfadados, no podemos canalizar Reiki puro. Mantener constantemente la mente en paz, es poder canalizar Reiki puro”

Hiroshi Doi.

---

¿Cuánta paz tuvo tu mente hoy?

En la Patagonia, tierra en apariencia virgen, pura, los ríos están cada vez más contaminados.
Las aguas nacen puras, pero al cabo de su tránsito, aguas abajo, la contaminación aparece como una maldición, al punto que al llegar al grifo te preguntas qué estas tomando.

Reiki es algo parecido. Su origen es puro, sin embargo los canales parecen estar cada vez más propensos a estar contaminados.

Últimamente surgen inquietudes acerca de Reiki. Aparecen voces que cuestionan sus grados de pureza. Dicen, esta corriente no es original, o aquella es menos pura porque tal o cual maestro no fue lo suficientemente puro en la conservación de su linaje.

Es como que Reiki está bajo sospecha cuando se cuestiona a algún maestro.

Reiki no es compatible con el enojo. Tampoco con la competencia de tal o cual maestro. Comparar es del ego. Diferenciar también lo es.

Hablamos aquí en algunas ocasiones de la importancia del linaje. El linaje no es como la mirada del señor Trump. No se trata de ser más japonés o menos japonés. A Japón le debemos mucho, en especial la gratitud por Usui sensei. Pero sería como decir que los católicos argentinos son católicos más puros gracias al papa Francisco porque nació en Buenos Aires. El hábito no hace al monje. Pero el monje puede hacer mucho para honrar algo más que su hábito.

Reiki no necesita del ego de los maestros, ni de sus pergaminos, o de sus certificados. Reiki necesita del amor de sus maestros y de sus practicantes. O mejor, de sus practicantes y de sus maestros.

Saludos, Alfredo.

viernes, 17 de febrero de 2017

Amida Nyorai, la luz del amor infinito





“El nombre de Amitaba (Amida Nyorai) significa ’luz infinita’. Está sentado en la postura de loto completo y tiene sus manos en el mudra de la meditación. Su luz es el sol del atardecer, que irradia amor y compasión.

“Al meditar en él y calman las olas de nuestros pensamientos. Amitaba es completamente accesible. Reina en el cuadrante del oeste y, como el sol del ocaso, puede simbolizar también la luz de la conciencia que se retira del mundo de los sentidos para adentro en los estados superiores de la concentración meditativa.

“La fuerza espiritual de Amitaba es pura calidez y dulzura. Tiene el color del rubí, el tono de la fascinación, el color de la sangre, el rubor de la emoción delicada, la sombra difusa de la emoción exaltada.

“En este mundo, primero hay relámpagos y luego truenos.

“Los dos realmente pasan juntos, pero los truenos son percibidos más tarde que los relámpagos.

"Incluso si dejamos de ver la luz, de todos modos, el sonido de los truenos nos aseguran que destellan.

“Oír es saber de la luz.

“Oír el Nembutsu es saber de la Luz de la Sabiduría y la Compasión inmensurable de Amida; es oír realmente la Luz".




---
 
Muy agradecido al compañero Thubten Jigme (Rubén Sánchez) por estos hermosos y esclarecedores textos del amado Buda Amida Nyorai a quien los practicantes de Reiki tanto debemos por su luz infinita.

Algunas versiones  -que no podríamos confirmar ahora- dicen que Usui sensei dedicaba ofrendas diarias a Amitaba. Era un devoto, al parecer, silencioso y muy agradecido, al punto que se habría permito inspirar uno de los símbolos para la transmisión de Reiki.

La conciencia del Buda Amida o Amitaba es la luz, o como dice Thubten Jigme es “la luz de la conciencia”.

Pienso que Amida está con toda la luz del amor, la armonía y la sanación, adelante o detrás de cada practicante. Asimismo es uno de los más inspiradores seres de Luz que nos acompaña. Y es hora de que resignifiquemos respetuosamente su presencia en nuestro eterno presente.

Amida “es completamente accesible” dice Thubten.  Gracias compañero por tomarte la molestia de hacer lugar a un nocturno pedido de luz.

Saludos, Alfredo 

---
Ilustriaciones: Amitaba, elegida por Thubten.